Saltar al contenido

Wärtsilä RT-flex96C, el motor más grande y potente del mundo

Las cifras astronómicas del Wärtsilä RT-flex96C lo convierten en un motor único utilizado en grandes barcos mercantes

No hay nada más grande y potente que este motor diésel turboalimentado de 14 cilindros que utiliza tecnología de hace 12 años, ya que su última actualización técnica fue en 2008, cuando incorporó el sistema Common Rail, permitiendo alcanzar una potencia de 114.780 CV y un par motor de 7.600.000 Nm.

Se trata de un motor diésel de dos tiempos con turbocompresor que consume una ingente cantidad de 160 gramos de combustible por ciclo y cilindro, que en términos relativos supone un consumo de 6.000 litros por hora, 250 toneladas de fuel-oil pesado por día. No es para menos teniendo en cuenta su cilindrada de 1.810 litros por cilindro, es decir, un total de 25.340 litros.

El Wärtsilä RT-flex96C se fabrica en la empresa finlandesa Wärtsilä Corporation cuyo negocio principal son los sectores de la energía y la marina. Cuenta con 19.000 empleados y equipó al también buque más grande del mundo en 2006, el Emma Mærsk con este colosal motor. Tan colosal como sus 26 metros de longitud, 13,5 metros de altura (el equivalente a un edificio de 4 plantas) y sus 2.300 toneladas de peso. El motor es ensamblado por la japonesa Mitsubishi.

Para darnos una idea de lo enorme que es el Wärtsilä RT-flex96C, el mismo posee pasillos internos y balcones externos por los cuales seres humanos pueden caminar mientras este motor se encuentra en pleno funcionamiento, incluso cuando se encuentra funcionando a toda potencia. Es tan pesado que se considera como un elemento de estabilización más de los barcos que alimenta.

Gracias al motor Wärtsilä RT-flex96C, el buque Emma Mærsk es capaz de transportar entre 11.000 y 15.000 contenedores a 25,5 nudos, unos 47 km/h.

Las cifras astronómicas del Wärtsilä RT-flex96C lo convierten en un motor único utilizado en grandes barcos mercantes

A nivel interno cuenta con pistones de 950 mm de diámetro, 5,5 toneladas y 6 metros de altura que se desplazan a 8,5 metros por segundo en un desplazamiento vertical de 2,5 metros. La magnitud de sus elementos lo lleva a girar el cigüeñal de 300 toneladas a un régimen de trabajo de entre 92 y 102 RPM.

Las cifras astronómicas del Wärtsilä RT-flex96C lo convierten en un motor único utilizado en grandes barcos mercantes

La lubricación es un punto crítico para el Wärtsilä RT-flex96C, que requiere de varios aceites lubricantes especializados y un técnico a bordo pendiente en todo momento. Si todo es correcto, se estima que el desgaste de los cilindros es de tan sólo 0.03 milímetros por cada 1.000 horas de funcionamiento.

Además, el sistema Common Rail que incorpora desde 2008 permite al Wärtsilä RT-flex96C una menor emisión de partículas contaminantes, así como un menor consumo de combustible y mejorar los costes de mantenimiento, incluso poder operar de manera estable a bajas revoluciones para facilitar las maniobras de los buques en los puertos.