Saltar al contenido

¿Más de 16 millones de euros por un simple Volvo?

La burbuja de los coches viejos esta llegando a limites insospechables .

Volvo siempre ha sido una marca que ha estado ahí, sin hacer mucho ruido, pero han sido pioneros en seguridad, sin apenas dejarse ver por la calle, pero si salimos a dar una vuelta por nuestro barrio, seguramente veamos uno o dos. Sin embargo, tal y como he dicho, es una marca que siempre ha estado pero nunca ha hecho mucho ruido.

Un modelo que siempre me ha gustado por su forma de ladrillo, ha sido el 850, pero el T5R, el cual llegó a montar una mecánica de 240 CV, pero hoy no hemos venido a hablar de ese ladrillo zumbador. Hablemos del V70, el cual fue su predecesor. ¿Subió el nivel de calidad?

Vuelve a mirar las fotos un par de veces. ¿Lo has visto? ¿No? ¿Qué puñetas tiene este Volvo para valer semejante burrada de dinero? La respuesta se encuentra en la matricula. «New York». Sus placas de matricula están personalizadas . Esa matricula ha pertenecido a la misma familia durante más de 40 años, pasando de un vehículo a otro y ahora han decidido desacérese de ella y parece que jubilarse también, porque están pidiendo 20 millones de dólares.

En 1977 el estado de New York empezó a ofrecer la posibilidad de personalizar las placas de matricula por completo, ya que hasta el momento solo podían tener tres letras y tres números. Entendemos que la exclusividad de la matricula, pero nos parece exagerada dicha cantidad de dinero.