Saltar al contenido

Un Porsche Boxster está de okupa en un garaje

Un juez ha ordenado el desahucio, pero ninguna grúa quiere efectuarlo.

El caso de hoy es un poco complicado. Se trata de una plaza de garaje que esta alquilada, y el inquilino no paga el alquiler desde hace años. Pero es que tampoco mueve el coche del aparcamiento y además, se encuentra embargado por una entidad. Cansado de esta situación, el propietario de la plaza de párking decidió presentar una demanda, la cual ganó.

El juez puso hora y fecha para que se efectuase el retiro del vehículo. Llegados ese día, se presenta la comisión judicial para levantar el acta del alzamiento y ahí empiezan los problemas. La grúa municipal dice que no puede actuar en un párking privado, pero además, tampoco podrían ni trasladarlo al depósito municipal ni dejarlo aparcado en la calle.

Entonces se decide llamar a una grúa privada, pero tampoco quieren realizar el servicio.