Saltar al contenido

El taxi Focus RS que saca sonrisas con cada acelerón

Un Escandinavo realiza sus viajes con su taxi Focus RS.

 

El hijo de Evald Jåstad, Martin, disfruta dos veces al día de un recorrido de ida y vuelta al colegio de 16 kilómetros a través de espectaculares paisajes escandinavos a bordo de un compacto deportivo de altas prestaciones.

Esta es la primera tarea del día para el taxista Evald Jåstad, cuya herramienta de trabajo es un Ford Focus RS.




Los clientes habituales han apodado al coche, capaz de alcanzar 0-100 km/h en solo 4.7 segundos, «Rayo azul» y los visitantes de los acantilados Trolltunga en Odda (noruega), se están encargando de hablar de él por todas partes.

«No hay mucha gente que pueda decir que hace realidad sus sueños y, desde luego, yo soy uno de ellos», afirma este padre de 36 años con dos hijos, que ha recorrido 127.000 kilómetros en su taxi Focus RS en tan solo 18 meses. «Cuando llevo a Martin a la escuela, siempre grita ‘Bånn gass! Bånn gass! («¡Dale caña!¡Dale caña!»)