Saltar al contenido

La Suzuki GSX-R1000 ahora con Yoshimura de regalo

Si compras ahora una Suzuki GSX-R1000 te viene incluido en el precio un escape Yoshimura que elevará a nuevas cotas la mítica hiperdeportiva.

Una de las motos más legendarias dentro del segmento de las superdeportivas y ahora de las nuevas hiperdeportivas es la Suzuki GSX-R1000. Lleva más de tres décadas en el mercado (en 2015 celebró su 30 aniversario), y ahora esta nueva versión está causando sensación entre las motos deportivas. Además, si tú también quieres sentirte un auténtico piloto tienes la oportunidad de llevártela más completa que nunca, con el nuevo escape Yoshimura de regalo.

Esta última Suzuki GSX-R1000 fue elegida el año pasado como la mejor deportiva de 2017 según la revista Motociclismo (la más influyente del sector) por lo cual es una de las mejores opciones para disfrutar en carretera y en circuito de sus cualidades más que contrastadas. Y ahora con el nuevo escape Yoshimura se logra un acabado mucho más racing y bonito si cabe y un sonido envolvente, más allá de las mejoras en prestaciones respecto al escape de serie.

La actual Suzuki GSX-R1000 es la más potente de su historia por lo que su aceleración no se queda corta e impacta desde el primer momento. Pero su potencia no es lo más destacable de ella, sino toda la carga tecnológica que lleva, heredada directamente de la competición. La innovación es seña de identidad en este modelo e incorpora, entre muchos otros elementos, el sistema de distribución variable o Suzuki Racing VVT (Variable Valve Timing system), los árboles de levas huecos o Finger follower, el encendido regular del motor, un chasis totalmente renovado y un nuevo sistema de embrague SCAS (Suzuki Clutch Assist System); múltiples novedades que aportan suavidad y seguridad a esta potente GSX-R.

El carácter compacto de esta Suzuki GSX-R1000 la convierte en una moto muy cómoda para cualquier persona, teniendo siempre claro que es una moto hiperdeportiva. Además, su agilidad y su practicidad nos garantizarán disfrutar al máximo tanto en circuito como en carretera.