Saltar al contenido

Este Subaru Impreza WRX STI lleva 250.000 dólares en modificaciones

Su propietario lo ha preparado a conciencia para que sea un auténtico coche de carreras.

Cuando hablamos de preparar un coche, hablamos de grandes cantidades de dinero, de eso no hay duda. Pero el caso de hoy es exagerado. Hablamos del Subaru Impreza WRX STI de Alex Witkin, propietario de un taller especializado en preparaciones,  el cual se ha dejado la cantidad de 250.000 dólares en preparar su Imperza. ¿Pero en que se ha dejado tanto dinero?

Empezando la lista por la carrocería, está se encuentra pintada en un color rojo perteneciente al catalogo de Ferrari, elementos como el capó, el spoiler trasero y algunos añadidos aerodinámicos son de carbono. Debajo del chasis se encuentra un sistema hidráulico capaz de elevar el coche en cuestión de segundos, sistema directamente sacado del mundo de la competición y el cual permite cambiar los neumáticos rápidamente,  las llantas que equipa son unas Volk TE37.

Pasando al interior del Impreza, lo primero que se ve es la jaula antivuelco y las molduras de las puertas fabricadas en carbono, los baquets están firmados por Bride y también están recubiertos en carbono. Como en cualquier coche de competición, también encontramos un salpicadero modificado con instrumentación Scratch de competición.

 

Pero la verdadero guinda del pastel se encuentra en el apartado mecánico, aquí es donde a todos los aficionados se nos cae la baba. Su motor es un EJ25 con las culatas de un EJ20 japonés y un turbocompresor TurboXS, la admisión ad-hoc ha sido diseñada por Piper Motorsport, que también se ha encargado de ocultar gran parte de los componentes del motor, dejando un vano motor muy limpio. Lógicamente cuenta con varios mapas de potencia para cada situación y la gran mayoría de piezas de la suspensión y subchasis han sido diseñados específicamente para este coche, mientras que los frenos de cuatro pistones están firmados por Stoptech y los coilovers por Tein.