Saltar al contenido

Se están cargando el automovilismo

En todos los deportes hay descerebrados.

 

Así de claro lo digo, entre unos cuantos se están cargando el automovilismo y gracias a esos lumbreras nos esperan unas futuras generaciones que no van a tener el más mínimo interés en esta afición.

Todos los que compartimos nuestro amor por esto estamos viviendo una época de transición, en la que todo indica que cada vez el motor de combustión va a estar más penalizado, con la intención de dar la bienvenida al vehículo eléctrico y aunque no nos guste si que es cierto que hay que frenar la contaminación que sufren nuestras ciudades e imagino que por ello han pensado en empezar por aquí. El vehículo eléctrico no creemos que sea la mejor opción, pero de eso ya hablaremos otro día, porque aun nos quedan bastantes años por delante.

Lo que queremos tratar hoy, es como se vive en España esto de las concentraciones automovilísticas.

Haciendo memoria, recuerdo que cuando era pequeño, ya había concentraciones automovilísticas, siempre las ha habido. Pero durante los últimos años y gracias a las redes sociales se han intensificado y eso, como todo, tiene una parte muy negativa. Hace escasos días, nuestros compañeros de Fresh Imports comentaban en un articulo como se criminalizaba en otro medio la reciente KDD de Japan Custom, y razón no les falta.

En España el mundo del automóvil siempre ha sido mal visto por parte de los medios, es algo que vende y vende muy bien, ya que  desafortunadamente en este país solo venden las desgracias y contra más, mejor para ellos. En la televisión hace años que solo se habla de rallys cuando ocurre un accidente, solo se habla de concentraciones de vehículos cuando ha habido algún accidente o de carreras cuando son ilegales, pero en el fondo, es lo que algunos han buscado con toda esta masificación y es que tal como y ya he dicho, tiene su parte mala.




Por norma general, la gente que organiza una KDD lo hace con la intención de reunir un gran numero de aficionados, pasar unas cuantas horas juntos e intercambiar opiniones, conocer gente nueva, ver como tienen sus coches diferentes unos de otros etc. Hasta ahí todo bien, el problema viene cuando aparece la gente que por algún extraño motivo para lo único que aparecen en esas reuniones es a medirse el pene joder las ilusiones de quien a organizado todo. Pondré como ejemplo ésta página. Hace años, al principio de crear nuestro grupo de facebook, pudimos vivir en nuestra piel como tras semanas de organización, aparece esta gente dispuesta a destrozar todo el trabajo. Pero lo peor de todo, no es esa persona que aparece con su coche dispuesto a hacer ruido, porque no tiene otro nombre, lo que hace ese escape es ruido y esta muy lejos de tener un sonido bonito, derrapes hasta reventar los neumáticos y buscar la ovación fácil y momentánea de la gente para sentirse algo queridos (imagino que será porque con su escasa inteligencia no les da para conseguirlo por ellos mismos), lo peor de todo, es la gente que los aplaude, que como palurdos aplauden su «hazaña», esos son los peores.Porque vosotros queridos reidores de gracias y gilipolleces absurdas, indirectamente hacéis crecer su mini ego y que por si todo eso no fuera suficiente, alguno incluso también se anime a ir a por su coche y aún se arme algo peor.

Pero esto no viene de ahora, esto viene de hace mucho. En Madrid hace tiempo se realizaban KDD en Alcorcón y todo empezó fenomenal, realmente fenomenal, daba gusto ir por allí y ver las máquinas que llevaba la gente, muchas de ellas muy difíciles de ver circulando, hasta que este tipo de gente empezó a asistir y eso terminó siendo algo parecido a un circuito urbano. Lo mismo pasó en Fuenlabrada, en Sabadell y pasará en todos los lugares donde se empiece a volver una costumbre el realizar estas KDD.

Con estos comportamientos completamente de animales, la gente que tenía ilusión de organizar eventos automovilísticos, casi pierde esas ganas, el público pierde las ganas de ir a ver como cuatro descerebrados que entre todos no juntan ni una neurona sana, van a hacer ruido, ha hacer el gilipollas y lo peor de todo, a causar accidentes, en los peores casos con heridos incluso, con su negligente actuación. Así que desde aquí os queremos dar las gracias. Gracias por destrozar esta afición, gracias por lograr que a pesar de ser muy pocos, vuestras actuaciones salpiquen el buen rollo y la hermandad que se logra con esta grandísima afición, gracias por destrozar el trabajo de meses de alguien que le ha dedicado esfuerzo, ilusión y ganas de limpiar el honor de esto que a muchos nos une. Gracias de verdad, muchísimas gracias.

Por suerte para el resto de los que se saben comportar, ello solo hace que la siguiente se haga con mucha más dedicación todavía, porque de los errores se aprende, y esta gente estará cada vez más vetada de todos los sitios donde intenten entrar. Aunque los medios de comunicación intenten tirar por tierra todo este mundo, cada día estamos más unidos y cabezas huecas como vosotros, entrareis a formar parte de una lista de personas non gratas que tendrán vetado el acceso, ello hará posible al resto disfrutar sin inútiles al volante y dejar tranquilos sus vehículos sin miedo a que alguien choque por hacer el imbécil.

Dicho lo cual desde aquí quiero agradecer a todos los que siguen «perdiendo el tiempo», como dirían algunos, en organizar eventos cada vez más grandes. ¡¡¡Larga vida al automovilismo en todas sus formas!!!