Saltar al contenido

Prueba VW Passat Variant Sport, para toda la familia

Podríamos calificar al VW Passat Variant Sport como un autentico familiar devorador de kilómetros.

Hemos probado uno de los modelos más longevos de Volkswagen, el Passat. Se lanzó al mercado hace casi 50 años (1973) abarcando ya ocho generaciones. La última versión vió la luz en el 2014, siendo la que actualmente está en venta.

Es el segundo que probamos, pero la verdad que es un modelo que nos gusta bastante, incluso siendo el Variant, y eso que pocos modelos de esas características son capaces de convencernos.

Nuestra versión de pruebas era el Vw Passat Variant Sport en color azul océano metalizado (570 €), que tiene un precio de partida de 34.640 euros. Pero a parte de esa hay otros 3 acabados más.

Exterior

Lo más vistoso de este de este VW Passat Variant es su parrilla. Consta de 4 lamas horizontales con la insignia centrada en el medio. Está flanqueada por unos grupos ópticos en Led alargados. En la parte inferior del paragolpes, hay un par más de molduras cromadas horizontales. Este acabado cuenta con detalles cromados también en las ventanillas, la parte inferior exterior de las puertas y la parte inferior trasera. Todo ello aporta mucha deportividad al conjunto.

Vw Passat Variant Sport

La magnifica impresión que causa al verlo de frente, continua en el resto. En el lateral destaca sobre todo sus enormes “zapatos” de 235/40/19 antipinchazos que van montadas sobre unas preciosas llantas Verona de 19” (690 €) de 10 radios dobles. Si a eso le sumamos los cristales traseros oscurecidos, los detalles cromados y las barras longitudinales del techo en plata anonizada, no parece que estemos frente a un coche tan señorial, sino uno con marcado espíritu deportivo.

La parte menos llamativa, deportivamente hablando, es la trasera. Es la que mantiene un estilo mas conservador frente al resto de carrocería. Aun así, sus faros con tecnología LED rojos oscuros le aportan ese toque estético a juego con el resto.

Vw Passat Variant Sport
Prueba VW Passat Variant Sport, para toda la familia

Interior.

Si la parte exterior está repleta de detalles, la interior merece mención aparte. No tiene nada que envidiar a ninguno de marcas mucho mas caras. Todo el interior está regado (si queremos) de una luz natural que nos proporciona su techo solar corredizo panorámico (1.150 €).

Eso nos hace no perder detalle de su tapicería Moonrock antracita, no solo es de cómodo como estar en el sofá de casa, sino que es muy elegante y sufrida, al ser negros los bordes y alcántara el centro. Esto último lo agradecerán sobre todo aquellos que tengan niños, ya que con ellos, los accidentes en las tapicerías, son mas usuales. Apuntar que los delanteros son Confort 1ª clase, térmicos y con regulación eléctrica y memoria.

Vw Passat Variant Sport

La mayoría de coches son 5 plazas, pero si quieres viajar distancias largas, los ocupantes de la parte trasera no llegarán cómodos al destino. En este Passat no es algo que vaya a pasar. Sus 5 plazas cuentan con espacio suficiente para cada ocupante.

El volante de este Passat es de mis favoritos: tres radios con la parte inferior achatada en cuero Vienna negro, esto último también lo encontramos en el reposabrazos central y la palanca de cambios. Tras el volante encontramos el cockpit. Desde el podremos ver y manejar la mayoría de las funciones del coche.

Vw Passat Variant Sport

A su lado derecho se sitúa la pantalla Discover Pro de 20,3 cm (8”) que incorpora el sistema de navegación. Dicha pantalla, se encuentra enmarcada por unas inserciones decorativa Piano Black.

La elegancia de este interior es sublime, no solo por la tapicería, sino por las inserciones de aluminio cepillado en el cuadro de mandos, los revestimientos de las puertas y las estriberas interiores de las molduras de las puertas.

Cuenta además con climatizador trizona, que quizá es algo a lo que no le des importancia, siempre y cuando vayas solo, si en el viaje añades una mujer friolera y una perra enorme a la que le encanta el calor, es algo a tener muy en cuenta, para no llegar con la cabeza como un bombo al destino.

El maletero es su gran punto fuerte, 586 litros. Si a eso le sumamos que los asientos traseros son abatibles, eso no solo aumenta considerablemente la capacidad, sino que nos permitirá transportar objetos de hasta 2,85 m. Algo de lo que pocos vehículos pueden presumir.

Vw Passat Variant Sport

Motor y comportamiento.

Nuestro Volkwagen contaba con una motorización diésel 2.0 de 150 cv y cambio DSG de 7 velocidades. Para mi el motor ideal para los coches familiares. Tienen el nervio necesario para tirar de muchos kg cuando va cargado y tiene un consumo mixto que ronda los 6 litros.

La conducción es suave y precisa en carretera. En los pasos por curva no se mueve. A eso ayudan mucho sus grandes llantas. El sistema de frenado es muy efectivo llegando a detener el vehículo en seco en caso de necesidad sin peligro para sus ocupantes.

Vw Passat Variant Sport

En ciudad es igual, aunque la “faena” la encontramos a la hora de aparcar. No por el hecho en sí de hacerlo, ya que cuenta con cámaras delantera y trasera. Sino porque tal y como está de difícil encontrar huecos, en algunos no entra debido a sus 2,79 m.

La conducción es un juego de niños debido a sus numerosas ayudas como el asistente de carril, el control adaptativo de velocidad, los sensores de lluvia y luces y muchos otros que incorpora. Dichas ayudas nos hacen ir concentrados en la carretera sin tener que prestan más atención de la necesaria al entorno, algo que es de agradecer cuando se realizan viajes largos.

Conclusión.

Es un coche que me podría comprar sin pensarlo. Tiene todo lo necesario: Espacio, comodidad, calidad, fiabilidad y una buena relación calidad precio.

Lo mismo te sirve para llevar a la familia que para abatir sus asientos y llevarte los esquís en una escapada en pareja a la nieva. Para hacer la compra o para meter a tu perro-pony sin llevar la cabeza asomando entre los asientos delanteros.

En resumen, que no te eche para atrás su aspecto familiar porque hace ya mucho que los Variant dejaron de ser exclusivos para familias.