Saltar al contenido

Prueba Volkswagen Golf Sportvan 1.6 TDI 115 CV

El monovolumen de entrada para VW

Ya no nos sorprende este modelo, en 2005 salio su primera variante denominada Golf Plus, dicho de otra manera, un Golf más alto y poco más grande. El nuevo Golf Sportvan ha seguido la linea de su primer antecesor y ahora es la puerta de entrada de la gama de monovolumenes de Volkswagen, teniendo como hermanos la Touran y la Sharan. Nuestra unidad de pruebas viene equipada con el motor de 1.6 TDI de 110cv con cambio manual de cinco velocidades y el acabado Sport.

Para los padres exigentes

Esta variante del Golf es soberbia y elegante en cuanto a diseño, tiene el mismo frontal que el compacto aunque su linea lateral es más alta y la zaga acaba más recta para parecerse más al Touran, podemos decir que es un híbrido de diseño entre los dos modelos. Es un coche serio en general y personalmente me cogería antes el Touran como padre de familia que soy. Interiormente, la calidad de los materiales sigue siendo buena en todos sus aspectos y su habitabilidad gana enteros respecto al Golf normal.

Golf-sportvan-maletero-adictos-a-la-gasolina

Su maletero es de los más grandes de su categoría, llegando a los 590L y pudiendo llegar a los 1520L con los asientos abatidos, también podemos equiparlo con el asiento del acompañante abatible (opción no disponible para el acabado Edition), de esta manera podemos transportar objetos de 2.54 metros de largo. La banqueta posterior tiene un respaldo divido en tres partes que puede variar su inclinación, en la parte central tiene un compartimento abatible. En estas plazas pueden viajar tres adultos tranquilamente ya que los tres centímetros extras respectos al Golf se notan en este aspecto.

Un ahorrador para la familia

Nuestra unidad de prueba viene equipada con el motor 1.6 TDI de 110cv con una caja de cambios manual de 5 velocidades, este motor rinde 250 Nm de par motor y acelera de 0 a 100 km/h en 11.3s pero su plato fuerte son los consumos donde homologa 4,8 litros en ciudad, 4 litros en carretera y 4,3 litros extraurbano con solo 113 g/Km de emisiones. Cifras sobre el papel alentadoras para cualquier familia que busque un coche práctico con poco consumo.

Esta mecánica diésel es sumamente agradable, y gracias a la buena insonorización del Golf Sportsvan apenas se hace notar en su interior y con el Start and Stop en ciudad apenas notaremos el motor. Esta prueba la hemos basado en un uso diario y salir en fin de semana con mujer e hija de 2 años. Durante la semana, este Golf Sport van se ha comportado genial, se mueve con soltura por la urbe, con una dirección suave y una suspensión blandita que engulle los baches sin que te des cuenta. Es un coche cómodo y serio, creo que le falta un toque de aspecto más deportivo.

Golf-sportvan-lavado-zenital-adictos-a-la-gasolina

La ciudad es un buen lugar de uso, su gran visibilidad nos ayudará y los aparcamientos serán rápidos y hasta si quieres puede aparcar por ti, eso sí, deberás pedirla como opción. El motor es agradable en toda su gama, mueve con soltura el conjunto, esta enfocado a la practicidad y dejando lo deportivo a un lado, su nombre ya nos lo marca. El consumo por ciudad se nos disparará a los 5,6 litros de media aunque un día llegamos a los 5 litros.

Buena parte de su buen hacer es debido a la polifacética plataforma MQB de la que deriva, que ha sido afinada para conseguir un gran comportamiento con un peso contenido. Cuando salimos de la jungla urbana, notamos varias cosas, la primera de ellas es la falta de la sexta velocidad para ajustar consumos en autopista y la otra es la suspensión algo blanda para las carreteras reviradas. Notaremos algo de balanceo de la carrocería y somos de los padres que nos gusta apretar un poco el gas y que se nos dibuje la sonrisa, este no es tu coche entonces. Su comportamiento es muy neutral y predecible, es noble de reacciones y es fácil tomar las curvas a su ritmo. No muestra perdidas de tracción debido a su poca potencia aunque es suficiente para la gran mayoría de situaciones pero en ciertos adelantamientos nos tirará para atrás.

Mi hija va muy cómoda en la parte trasera con la silla anclada al isofix, su maletero ayuda a guardar el carrito y los juguetes con facilidad. Los recorridos se hacen con tranquilidad y comodidad, los consumos en este fin de semana han estado desde los 5,5 litros a los 6,1 litros, cifras un poco alejadas de las homologadas pero contenidas en su categoría. El sistema start&stop también está muy bien afinado; apaga y enciende el motor en décimas y no resulta nada molesto en la conducción.

Conclusión

En el Volkswagen Golf Sportsvan se nota la madurez y la herencia del Golf Plus, la marca alemana ha pulido los defectos y ha sabido mantener un modelo repleto de posibilidades para ser una gran opción como coche para todo. Cuenta con un diseño atractivo de su hermano Golf pero gana en tamaño con un gran habitáculo con una calidad marca de la casa y repleto de soluciones prácticas para el día a día de la familia con niños, pero sobretodo con un gran maletero de más de 500 litros.

Esta mecánica diésel 1.6 TDI de 110cv cumple su función y las expectativas en lineas generales con un consumo ajustado para poder ahorrar, eso si, dejando la deportividad a un lado. Con varios niveles de acabados y un mundo de extras de la última hornada de tecnología del grupo, aunque podemos decir que su equipamiento de serie es algo justo, este Sport Van viene dispuesto a dar guerra y a ganar la batalla por ser el coche familiar por excelencia.