Saltar al contenido

Prueba Toyota Aygo X-Wave, un pequeño urbano muy valiente

Si estás pensando en adquirir un vehículo del segmento A, uno de los modelos que tienes que contemplar es el Toyota Aygo, nosotros lo hemos podido probar durante una semana, en su acabado X-Wave y te aseguramos que ha superado nuestras expectativas.

En ciudad el pequeño Aygo es un utilitario que no le tiene miedo a nada. Sorprendentemente se mueve con una agilidad digna de admirar, esto es debido a una dirección muy precisa, la cual permite girar y maniobrar sin ningún tipo de esfuerzo. Esto nos ha sido muy útil a la hora de circular entre el tráfico y sobre todo, permitiéndonos aparcar en sitios realmente apurados, aunque en esta parte también nos ha ayudado bastante la cámara trasera del asistente de aparcamiento.

Toyota-aygo-x-wave-exterior-04

Aunque se trate de un coche pequeño, tiene cierto atractivo e incluso cautiva alguna mirada por la calle. Su estética es llamativa, detalles como la decoración en negro realzando sus faros o el portón trasero en negro, son los que se encargan de darle un toque de deportividad a este urbanita.

Tras varios kilómetros circulando por la jungla de Madrid, ya podemos hablar de su interior. Si por algo destaca, es por ser minimalista, aunque no por ello descuidado. Un detalle que personalmente me ha gustado, es que parte de la puerta esta completamente “desnuda” y pintada en el mismo color que la carrocería.

Toyota-aygo-x-wave-interior-02

El salpicadero es simple, presidido por una pantalla táctil de 7” con funciones Android auto y Appel CarPlay, ya que no cuenta con GPS, pero teniendo estas opciones tampoco se hace necesario.

La palanca de cambios esta tapizada en cuero, al igual que el volante y detrás de este se sitúa el tacómetro, analógico, simple, sin complicaciones, pero con un diseño que encaja perfectamente con la filosofía del coche. Y ahí otro detalle que llama la atención y no se suele ver en este tipo de vehículos pequeños, detrás del volante asoman tímidamente unas levas, con las que hacen que moverse con el Aygo sea realmente divertido. Siguiendo por el salpicadero, también nos encontramos en el mismo color de la carrocería los aireadores.

Toyota-aygo-x-wave-interior-05

A la hora de conducir el puesto de mando es cómodo, cuenta con una buena regulación, la cual hace mella en el asiento del acompañante, aunque si no es excesivamente alto, no tendrá problema. Los que si irán más incómodos son los ocupantes de las plazas traseras, las cuales difícilmente resultarán cómodas a no ser que se trate de niños, tanto por el hueco que queda con el asiento de delante como por la anchura de las mismas, eso sí, un punto a favor es el acceso a ellas y es que el hecho de que sea 5 puertas nos lo facilita enormemente.

Aprovechando que aún no hace un frío excesivo y aún se goza de días con buenas temperaturas, le hemos sacado bastante provecho al techo descapotable, el cual se recoge en cuestión de segundos y sin apenas hacer ruido, dejando al descubierto el cielo, para que los ocupantes puedan deleitarse mientras nos movemos.

Sin embargo y lo que apenas hemos podido aprovechar ha sido el maletero, el cual tiene hueco para un par de maletas de viaje pequeñas. En caso de ir a comprar al supermercado, es bastante probable de que se usen los asientos traseros para llevar parte de la compra, o que nuestra compra tenga que ser la de unos pocos días.

Toyota-aygo-x-wave-maletero

El Toyota Aygo viene equipado con el mismo motor en todos los acabados, un tricilindrico gasolina, de 1 litro y 72 Cv. Como ya hemos comentado al principio del artículo, este pequeño urbano se muestra muy ágil en ciudad, pero tampoco achanta cuando toca salir a carretera, aunque no es su fuerte. En una conducción que podríamos definir como un 40% poblado y un 60% extraurbano, nos ha ofrecido un consumo mixto de 5 litros. Algo que nos gustaría destacar del cambio automático, es que cuando el coche cambia de marcha se hace una pequeña pausa, en la cual recomendamos dejar de acelerar y cuando el coche ha cambiado de marcha, volver a acelerar, así aparte de una conducción más eficiente, también evitaremos esta pequeña «pausa» que hace el motor.

Se trata de un coche que sin duda, ha superado con creces todas mis expectativas.