Saltar al contenido

Prueba Skoda Octavia Ambition 1.0 TSi 115cv DSG

El Skoda Octavia es la berlina de más éxito de la marca Checa 

Skoda de un tiempo a esta parte es una de las marcas que más hemos empezado a ver por las ciudades. De todo su amplio abanico, el modelo que lidera este aumento, es el Octavia, así que quisimos probar una unidad para ver cual es el secreto de su éxito. El que hemos probado estaba equipado con el acabado Ambition, que parte de unos 16.200 euros. Hemos optado por este acabado porque consideramos que al ser el acabado medio, nos haríamos una mejor idea delas bondades de esta berlina. Si os decantáis por el acabado tope de gama, partiría de 26.800 euros, si por el contrario queréis el más económico, solo tendréis que desembolsar 15.000 euros.

Exterior.

Estéticamente es un coche atractivo con línea sobrias pero deportivas. Es de color Azul Race (515 €), que a mi parecer, es el color mas acertado para este modelo. Junto con el paquete diseño (500 €), formado por las llantas de 17 de aleación ligera Trius negras, los cristales oscurecidos, el paquete cromo y la selección de los modos de conducción, hacen que el coche tenga una línea deportiva muy llamativa.

En la parte frontal, destaca su gran calandra negra brillante con lamas verticales y enmarcada alrededor por un embellecedor cromado. A su lado vemos los faros, que al contrario que en la mayoría de coches, están divididos en dos. En la parte de abajo llama la atención su paragolpes con rejilla en negro brillante y los faros antiniebla.

Lateralmente los detalles en negro brillante de losretrovisores, las vigas centrales de las puertas y sus llantas de 10 radios conforma de hélice, dan un aspecto muy deportivo a este Skoda Octavia.

La parte trasera es bastante mas sobria, aunque destaca de nuevo su paragolpes con parte inferior en negro brillante y un discreto spoiler.

Interior.

Como es costumbre en Skoda, el precio económico no está reñido con la calidad, este modelo nos lo vuelve a demostrar. Según abrimos la puerta del coche, nos quedamos muy sorprendidos de los asientos delanteros deportivos “confort”. Forman parte del paquete deportivo Dynamic (250 €), aparte de los asientos, incluyen las molduras de entrada en los bordes de las puertas, el spoiler trasero y el tapizado en tela Sport. Este tapizado resalta mucho a la vista, ya que es todo negro, con líneas color rojo vivo que recorren el asiento en su parte central desde el cabecero hasta la banqueta y casi todas las costuras en el mismo rojo que las líneas. Los asientos delanteros son ajustables en altura y tienen apoyo lumbar (135 €). Los traseros tienen las banquetas y los respaldos con posibilidad de dividirlos y abatirlos (165 €).

Esto último nos hace ganar muchos litros de carga en el maletero, aunque solo lo usaremos para casos puntuales ya que una de las características de este Octavia es su maletero de 590 litros totalmente aprovechable gracias a su portón y a su excelente distribución del espacio.

Su volante es de tres radios, está achatado en su parte inferior y cuenta con levas en la parte trasera. Es muy cómodo para la conducción y desde el podremos manejar muchas de las funciones del vehículo. 

Dentro del habitáculo destacan los detalles en aluminio que encontramos en las puertas y en la parte que rodea la palanca de cambios.

Un extra que me encanta que lleven es el techo corredizo de cristal (990 €), eso permite tener siempre un extra de luz dentro delhabitáculo y a parte da sensación de mayor amplitud.

En el terreno tecnológico nos encontramos que trae montado el pack Infotainment (785 €) que consta de una pantalla táctil de 20.3 cm acolor, una conexión usb y enchufe de 230 V en la parte trasera del reposabrazos central (super útil para cargar cosas con cargador de casa) y telefonía controlada por voz y wifi. Si a esto le sumamos el sistema de navegación Columbus (1.775 €) que añade la recarga inalámbrica, la conexión sin cable y la telefonía confort bt. Hace que este Skoda tenga casi de todo a nuestra disposición para hacernos el viaje mucho más ameno y divertido.

Motor y comportamiento.

La unidad de pruebas que hemos podido disfrutar durante la semana, venía equipada con una mecánica 1.0 TSI de 115 CV. A priori este tipo de motores cuando van montados en un vehículo del tamaño del Octavia, hace que te surgan serias dudas sobre si de verdad será suficiente motor como para poder moverlo cada día en todo tipo de situaciones. Para que os hagáis una idea, el Octavia mide 4.67 metros de largo, 1.81 de alto y tiene un peso de casi 1250kg. Así que es normal que vosotros también tengáis dudas sobre la efectividad de estos motores.

Con este motor puede venir una caja de cambios manual de 6 velocidades o una caja de cambios DSG de 7 velocidades, el nuestro venía con esta última, una buena opción con la que sacarle el máximo rendimiento posible al pequeño 1.0 TSI.

En condiciones normales el motor es más que suficiente para mover sin ningún tipo de problema al Octavia, sin embargo, si normalmente vamos cargados o somos de hacer viajes familiares, con todo el peso extra que ello conlleva, lo suyo sería optar por otro motor como puede ser el 1.6 TDI. Es un motor que sorprende y es que a pesar de que los 115 CV los entrega entre las 5.000 y 5.500 rpm, cuenta con un buen empuje a un régimen bajo, prácticamente desde parado.  En un uso normal el pequeño motor cumple más que de sobra y destaca por su eficacia.

En cuanto a la conducción, el Skoda Octavia es un coche que se hace fácil y cómodo de conducir. En él, se ha conseguido un vehículo realmente confortable que se mueve bien en ciudad y mejor en carretera. La dirección es precisa, la suspensión esta muy bien equilibrada y permite ir bastante alegre en curvas o rotondas. Circulando por ciudad también se desenvuelve bastante bien. Está dotado de unos buenos frenos que nos permiten cambiar de ritmo rápidamente si la conducción lo exigiera.

Este modelo homologa un consumo mixto de 4,8 litros, pero durante la semana que lo hemos tenido de prueba el consumo medio que le hemos sacado ronda los 6,9 litros. Circulando por carretera podemos sacarle fácilmente consumos que estén por debajo de los 5 litros, sin embargo, cuando en tramos a ciudad es fácil que los consumos ronden prácticamente los 8.

Incorpora el paquete de seguridad (925 €) que consta de un detector de fatiga, front assistant, Lane assistant, intelligent light assist(regulación de luces dinámica en carretera), sensor de lluvia, sensor de luces y protección para los bajos contra impactos de piedras. Esto último me pareció una muy buena idea, ya que no solo los coches que circulan por el campo pueden verse dañados por una piedra o cualquier objeto duro en el camino, partir el cárter y quedarte tirado.

Conclusión.

Aunque de Skoda mi debilidad es el Superb, tengo que reconocer que su hermano pequeño nos ha gustado mucho. Salvo por las dimensiones, no tiene absolutamente nada que envidiarle. Tiene una conducción segura, eficiente y precisa. Un maletero y un espacio interior en el que puede viajar muy cómoda toda la familia sin renunciar por ello a la tecnología y una estética a caballo entre deportiva y elegante que no se ve en todos los coches de este segmento.

En resumen, en relación calidad precio, pocos le puedenhacer sombra. Así que si estás pensando en cambiar de coche, piensa en estecomo opción.

Galería. 

Fotografia: Nikonizando.