Saltar al contenido

Prueba Peugeot 308 Allure 1.5 Hdi

La marca francesa sigue confiando en unos de sus buques insignia, para plantar cara a sus rivales de segmento y el Peugeot 308 es un claro ejemplo de ello.

El Peugeot 308 salió al mercado en 2013 y desde entonces ha incrementado considerablemente su numero de ventas, convirtiéndose en uno de los compactos superventas.

Nuestra unidad de pruebas del 308 venia equipada con el acabado Allure.

Exterior.

Por fuera este 308 cuenta con unas líneas más tajantes que su antecesor. La calandra de tres lamas horizontales en cromado con el león en medio, hace que se acentúen los afilados faros con los que cuenta. En el paragolpes delantero encontramos los antiniebla enmarcados por unas líneas también horizontales que hacen que el conjunto tenga un aspecto bastante deportivo.

Peugeot 308 Allure exterior2

En el lateral destaca sobre todo sus grandes llantas de 18” de 5 radios dobles en bitono aluminio y negro que montan unos neumáticos 225.40.18, sus lunas delanteras tintadas y traseras sobretintadas así como los retrovisores y tiradores del color de la carrocería, que en esta unidad era de un vistoso Rojo Ultimate (670 €).

La parte posterior sin embargo es mas regia, ya que solo destacan sus detalles en negro, tanto en la parte inferior del paragolpes como en los laterales de la luna trasera.

Interior.

Interiormente es un coche parco, no lleva multitud de botones como viene siendo habitual en la mayoría de vehículos de hoy en día. Pero precisamente por eso es muy elegante. El techo es de color gris claro, en el encontramos encastrado su enorme techo panorámico de cristal que cuenta con un toldo de ocultación (550 €). El resto del interior es negro con multitud de detalles en aluminio cepillado como el que hay alrededor de la palanca de cambios o de la pantalla del salpicadero, sin olvidar los que hay en los paneles de las puertas.

Los asientos llevan la tapicería negra Oxford Mistral. Cuenta con unas banquetas delanteras confortables a la par que amplias. Las traseras, sin embargo, aunque son cómodas y en ellas caben tres personas, no sería partidario de llevarlas ocupadas en un viaje largo ya que irían muy justos los ocupantes traseros.

Peugeot 308 Allure plazas delanteras

El volante tiene el tamaño justo, es de tres radios y achatado en su parte inferior. Como rareza diré que está bastante pegado al asiento incluso en su punto mas alto de regulación. Hay gente que esto lo ve una pega, pero personalmente a mi me gusta esa altura. Detrás encontramos la pantalla de información y las cuatro ruletas clásicas.

En el salpicadero y flanqueada por las salidas de aire nos encontramos con la pantalla táctil desde donde podremos manejar gps, móvil, música y demás. Esta pantalla tiene un manejo algo largo y poco intuitivo, es algo que creo, deberían mejorar en futuras versiones.

El maletero es otro de los puntos fuertes de este Peugeot ya que tiene una capacidad de carga cercana a los 400 litros. Su carga es además muy fácil y cómoda, porque tiene una buena altura y es bastante plano.

Motor y comportamiento.

La conducción es muy buena, transmite geniales sensaciones, tanto de control como de estabilidad en cualquier medio. Ya sea en ciudad como en carretera, su motor BlueHDI 1.5 de 130 cv manual de 6 velocidades se mueve con soltura sin tener un gran consumo. Durante la semana de prueba, estuvo en torno a 6 litros en consumo mixto.

En carretera, teniendo en cuenta que no ningún deportivo, tiene bastante nervio cuando se necesita. En ciudad podemos hacer los cambios de ritmo y velocidad necesarios sin que se resientan en el habitáculo.

Peugeot 308 Allure motor

A la hora de conducir, contamos con sensor de lluvia y luces. Esto, no me canso de repetirlo, debería ser obligatorio en todos los coches nuevos, que cada día me encuentro gente circulando solo con las diurnas con el peligro que ello conlleva.

Para aparcar nos lo pone fácil con sus detectores de obstáculos delantero y trasero, eso nos salva, sobre todo en ciudad, de esos magníficos pivotes que solo miden dos palmos y que como no te conozcas la zona, te dejan un bonito recuerdo en el paragolpes.

Por menos de 25.000 € te llevas un buen coche cargado de extras, con mucho espacio interior y unas líneas deportivas que hacen muy atractivo a este Peugeot 308.

Ficha tenica Peugeot 308 Allure.

Marca Peugeot
Modelo 308
Versión 5p Allure 1.5 BlueHDi 96KW (130CV)
Número de puertas 5
Tipo de carrocería berlina con portón
Motor CC 1499
Cilindros 4
Válvulas por Cilindro 4
RPM potencia máxima 3750
Potencia máxima/CV 130
Euro NCAP Porcentaje conductor 92.00
Euro NCAP Porcentaje peatón 64.00
Euro NCAP Porcentaje niño 79.00
Par Máximo Nm 300
RPM Par Máximo 1750
Tipo de Carburante diesel
Emisiones EU6.2 (C and D-Temp)
Transmisión manual
Número de Marchas 6
Tipo de tracción delantero
Urbano l/100km 4.2
Extra Urbano l/100km 3.3
Mixto l/100 km 3.7
CO2 g/km 96
Dirección asistida serie
Control de Estabilidad serie
Cierre centralizado serie
Alarma Anti Robo no disponible
Llantas aleación ligera
Aire Acondicionado serie
Automático auto
Retrovisores ajustable eléctricamente
Elevalunas Eléctrico (Delantero) serie
Elevalunas Eléctrico (Trasero) serie
Sólida / Metalizada solida
Regulador de Velocidad serie
Sensor de Aparcamiento (Delantero) radar
Sensor de Aparcamiento (Trasero) radar
Material del asiento tela
Cinturones Delanteros con Pre-tensores
Airbag Frontal Conductor serie
Airbag Frontal Pasajero serie
Airbag Lateral serie
Radio AM/FM
RDS
Navegador serie
Capacidad Depósito de Combustible 53
Largo mm 4253
Ancho mm 1804
Alto mm 1457
Distancia entre ejes mm 2620
Peso en orden de marcha kg 1160
Peso máximo con remolque 1400
Tipo de batalla corta
Peso bruto kg 1780
Capacidad de carga en litros – asiento trasero desplegado 470
Capacidad de carga en litros – asiento trasero plegado 1309