Saltar al contenido

Prueba Mercedes AMG CLA 45 Shooting Brake

Mercedes AMG CLA 45 Shooting Brake, el coche familiar del que te vas a enamorar.

Este ha sido uno de esos coches en los que vas tachando los días en el calendario deseando que llegue la fecha en la que tienes que ir a recogerlo. Hablamos de un coche potente, familiar y con una estética agresiva, así es el Mercedes AMG CLA 45 Shooting Brake.

Por norma general los vehículos de prueba los tenemos una semana, durante la cual da tiempo de sobra a examinar todos los rincones del coche y probarlo en todo tipo de situaciones para analizar su comportamiento, pero con este, tengo que decir que se me ha hecho corta, excesivamente corta, es más, si fuese por mí, me lo hubiese quedado como coche para diario y es que eso es lo que es este Mercedes AMG CLA 45 Shooting Brake, un coche familiar para usar a diario y poder disfrutar en familia.

Exterior.

Nuestra unidad venia con el paquete aerodinámico AMG (1.438,25 €), éste hace que sus líneas sean agresivas e insinúan que no te encuentras ante un Shooting Brake cualquiera. Cuenta también con el paquete AMG Night (987,16€), éste acentúa el carácter agresivo del coche, para ello se incluyen elementos en negro, como son la carcasa de los retrovisores exteriores, el splitter frontal y los embellecedores de las salidas de escape. Este deportivo familiar no solo atrae miradas cuando circula, sino que estando aparcado también es capaz de atraer las miradas de los transeúntes, de hecho, es curioso que con el mero hecho de dejarlo aparcado, la gente se para a mirarlo y algunos hasta se hacen fotos con él.

Mercedes AMG CLA45 Shoting Brake flics

Personalmente su frontal a sido capaz de hacerme sonreír debido al provocador conjunto que lo forma. Está compuesto por un paragolpes con unas prominentes entradas de aire para refrigerar su potentísimo motor. El paragolpes se encuentra acompañado también por un splitter frontal de mayor tamaño y un detalle que me ha encantado, los flics situados en los laterales del paragolpes, con los que se consigue darle una estética muy similar a los vehículos de competición y que a su vez, generan una mayor carga aerodinámica.

El capó también muestra una personalidad agresiva, a juego con el resto, debido a sus nervios en forma de V. Para no desmerecer, los faros también encajan en ese conjunto. Estos faros pueden ser equipados, como era el caso de nuestra unidad, con iluminación automática (264.50 €) la cual se encarga de ofrecer el mayor alcance posible e impiden el deslumbramiento a los conductores que circulen en sentido contrario.

Mercedes AMG CLA45 Shoting Brake exterior 02

Observando lateralmente el CLA 45 Shooting Brake, destaca el gran trabajo aerodinámico que han realizado en él. Se aprecia una silueta arqueada, repleta de líneas suaves, a la par que contundentes y que terminan en un discreto, pero sobresaliente alerón. Otro detalle que le queda como anillo al dedo, son las llantas de 16 radios AMG (con neumático 235/35/19), pintadas en negro mate (1.399,03 €), las cuales dejan entrever las pinzas de freno en color rojo brillante (470,70 €)  y los discos perforados.

La parte trasera tampoco pasa nada desapercibida, ya que tanto los embellecedores que simulan la salida de escape como el difusor, captan toda nuestra atención.

Interior.

En el apartado interior también destaca la deportividad ofrecida por el paquete exclusivo AMG (2.360,04 €) el cual se basa en la línea de equipamiento AMG Line y brinda el máximo nivel de exclusividad, personalización y carácter deportivo. Una vez sentado en sus asientos tapizados en cuero RED CUT, empiezas a darte cuenta de que es un coche que se ha pensado para poder utilizar a diario. Los asientos son tipo semibaquet, de ajuste eléctrico con memorias, con costuras en rojo, a juego con los cinturones de seguridad. En el salpicadero nos encontramos con las molduras en fibra de carbono lacado (1.327,11 €). Desde el asiento del conductor, un detalle imposible de pasar por alto es el velocímetro, el cual marca la friolera de 320 km/h. Cuando estamos en marcha, es cuando nos damos cuenta de que las velocidades legales empiezan muy por debajo, en este coche es muy fácil sobrepasarlas, sobre todo teniendo en cuenta que no nos da para nada sensación de velocidad.

Mercedes AMG CLA45 Shoting Brake interior completo

Siguiendo con el interior, en la parte media del salpicadero y encima de los aireadores con detalles también en rojo, está situada la pantalla multimedia de 8”, que en nuestro caso era la que viene equipada con el COMAND Online (3.929,04 €) y que integra navegación, teléfono, audio, vídeo e internet. Su manejo es muy intuitivo y la calidad de la pantalla es extraordinaria, al igual que también lo es el equipo de música con el que escuchar cualquier pieza musical se vuelve en toda una experiencia. Desde el sistema multimedia también podremos controlar la iluminación ambiente (171,51€) con la que podemos crear un ambiente agradable entre 12 colores diferentes y 5 niveles de atenuación.

Otra cosa que me encantó, ya no sé cuantas van… Es el techo corredizo panorámico eléctrico de cristal (1.385,93 €), en ciudad que es cuando se va a menor velocidad, da gusto que entre aire y luz natural. También decir que es la única forma de escuchar algo del exterior, porque este modelo está excepcionalmente insonorizado.

Mercedes AMG CLA45 Shoting Brake interior plazas traseras

Los asientos traseros pueden albergar a 3 personas, aunque como es costumbre en casi todos los vehículos, si lo que se busca es comodidad para trayectos largos, lo aconsejable es que en estos vayan dos personas. Exceptuando la plaza central, cabe destacar que las otras dos plazas ofrecen una ergonomía muy similar a la de las plazas delanteras, aunque estas no cuentan con regulación eléctrica. El espacio que nos queda hasta las plazas delanteras no es excesivo, pero es suficiente como para no causar sensación de agobio.

El maletero del Shooting Brake tiene una capacidad de 495 litros y 1354 litros si optamos por abatir los asientos traseros. Es una buena capacidad de carga para poder irse de viaje con la familia, ya que este coche es ideal para ello, pero sin embargo y teniendo en cuenta las dimensiones del coche, consideramos que el maletero podría tener un mayor tamaño, pero dejando aparcada esta opinión personal, las líneas del maletero son bastante rectas y esto nos facilita de gran manera el poder cargar en él todo tipo de enseres.

Motor y comportamiento.

El motor que equipa este modelo es para quedarse con la boca abierta. Lleva un motor 2.0 turboalimentado que desarrolla la nada desdeñable cifra de 381 CV y 475 Nm de par asociado a una caja de cambios AMG Speedshift DCT de 7 velocidades, la cual se encarga de cambiar de marcha a un ritmo vertiginoso.

Contar con la AMG Performance 4Matic es toda una gran ayuda a la hora de exigir una conducción deportiva. El CLA 45 cuando es conducido de forma tranquila, envía toda la fuerza al eje delantero, buscando así obtener unos consumos muy ajustados. Sin embargo, cuando lo que queremos es deportivad y tracción, se encarga de gestionar la tracción integral variable, distribuyendo el par en función de la conducción exigida, pudiendo llegar a ser de hasta un 50:50.

Mercedes AMG CLA45 Shoting Brake motorEs un coche que puedes usar a diario y para todo. Gracias a los diferentes modos de conducción, puedes utilizarlo tanto para llevar a los niños al colegio y hacer la compra, para realizar un largo y cómodo viaje, para desfogarte en los tramos más ratoneros de cualquier carretera de montaña o un largo etcétera. Eso sí, tengo que admitir que prácticamente toda la semana he circulado en el modo Sport+, donde el sistema de escape lleva las válvulas completamente abiertas y el sonido que produce podríamos catalogarlo de celestial. Si a eso, le sumamos la rápida respuesta del acelerador, hace que conducir se convierta en un divertido juego del que nunca nos vamos a cansar.

En ciudad es absolutamente arrollador, como ya he comentado antes, casi toda la semana, iba en modo Sport+. Esto convertía las salidas de los semáforos y los cambios de ritmo en algo que disfrutabas en cada metro. Eso sí, siempre pendiente, porque este acelerador lo carga el diablo y en menos de lo que tardas en mirar en cuentakilómetros ya habías llegado a la velocidad máxima de la vía.

En carretera más de los mismo, la respuesta era inmediata, los pasos por curvas, incluso las más reviradas, parecían un juego de niños ya que el coche no se despega del suelo y las atraviesa con una precisión que he visto en contados coches.

Otra cosa destacable y algo en lo que me fijo y pruebo en coches de estas características, es el sistema de frenado. Ya que está genial tener caballos, pero también se debe llevar algo que pueda controlarlos o pararlos en seco en caso de necesidad. Los de este Mercedes CLA 45 AMG nos han dejado impresionados. No solo por la maestría con la que paran esta bestia, sino por la suavidad con la que lo hacen.

Conclusión.

Este es un apartado un poco “difícil”. Y es que estamos ante un vehículo difícil de catalogar, porque podríamos decir que es un familiar, pero los familiares suelen ser aburridos y este para nada lo es. Pocas veces me lo he pasado tan bien con un coche, porque es de esos con los que buscas cualquier tipo de excusa para bajar al garaje, subirte en él y devorar km. Aunque sea para ir al supermercado que tienes en la esquina de la calle, estarás deseando utilizar el coche.

Hay detalles que no se me irán de la memoria con este magnífico Mercedes, como que a pesar de tener un excepcional equipo de sonido, casi nunca iba puesto, y es que no hay mejor sonido para un adicto a la gasolina como yo, que un motor rugiendo incluso al ralentí.

Fotografía: Nikonizando Photography