Saltar al contenido

Prueba Jeep Compass Limited

Jeep Compass Limited es un Suv Compacto para ciudad y campo.

Mi afición al mundo de los coches, empezó cuando era muy pequeño. Me crié en el campo, rodeado de carreteras de montaña y caminos sin asfaltar, ahí lo normal era ver 4×4 por todas partes. Ya teniendo 4 años me llamaba mucho la atención como algunos todoterreno podían pasar casi por cualquier sitio por muy inaccesible que éste fuese.

Por eso ahora, cuando puedo probar una marca clásica de 4×4, cuando me pongo tras el volante, me transporto a mi niñez y disfruto cada piedra del camino.

Como os podéis imaginar, este Jeep Compass me ha tenido muchas horas de diversión y disfrute.

Hace ya años que los 4×4 dejaron de parecerse, en su mayoría, a aquellas primeras unidades que se fabricaban en 1941 con líneas rectas y sin ningún énfasis estético. Hay que decir en su favor que, al ser creados para fines militares, no primaba “lo bonito”, sino lo funcional.

Tras la guerra su uso cambió del militar al agrícola y se le añadió, lo que en esa época se consideraron lujos. Entre ellos:  tanque de gasolina externo, una mejorada caja de velocidades, limpiaparabrisas, gancho externo para acoplar maquinaria agrícola y alguna otra.

Después, con el paso de los años, cada modelo fue adaptándose cada vez más a los Jeep tal y como los conocemos hoy, pero en el fondo, todos comparten el desarrollo del primer modelo CJ.

Hoy en día, salvando las distancias con sus antecesores, son vehículos con todas las comodidades tanto interiores como exteriores, para rutas por cualquier medio, carretera, campo, playa, piedras…

Este Jeep Compass es el acabado Limited. El exterior es de dos colores, blanco Pearl con el techo y las vigas delanteras en negro brillante. Lo más característico de este Jeep Compass Limited es su parrilla. Se sitúa entre los faros superiores Bi-xenón, es negra brillante y con siete ranuras cromadas. Bajo esta tenemos el paragolpes, a los lados de este tenemos los intermitentes y los antiniebla, y entre medias de ambos hay una abertura negra con tres huecos. La parte inferior del paragolpes es de plástico duro negro y tiene encuadrado en medio una rejilla con agujeritos hexagonales y un embellecedor cromado en la parte inferior de dicha rejilla. En general, un Jeep visto de frente, es un coche que impone.

Sus grandes (18”) y originales llantas Granite Cristal, se llevan toda la atención lateral, son bitono Gloss Black y Polished Silver. En ambas puertas delanteras encontramos las letras del modelo de Jeep.

La parte trasera es la menos llamativa, aún así tiene un pequeño spoiler en la parte superior del portón donde va la tercera luz de freno, unos enormes faros LED y una rejilla con agujeros hexagonales en la parte superior del paragolpes, igual que la de la parte delantera.

Hablar del interior de este Compass es hablar de espacio y calidad. La tapicería es de cuero, salvo el centro del asiento que es de tela (dar las gracias porque sino en plena ola de calor, todo de piel abrasaría). Los asientos tienen unas grandes banquetas, pero no te mueves de un lado a otro como en otros coches similares, sino que te recogen muy bien al igual que el respaldo. Los traseros son anchos, entran con comodidad tres personas.

La pantalla tras el volante tiene un buen tamaño (7”), aunque en mi opinión está desaprovechada porque la información podría ser algo mayor y así adecuarse al tamaño de dicha pantalla. El volante es de piel y multifunción, así no es necesario quitar la vista de la carretera para manejar algunas funciones. En el salpicadero y de serie, tenemos el navegador tactil de 8.4” Uconnect con el cual podremos manejar entre otras cosas, audio, navegación y bluetooth. Bajo esa pantalla, tenemos el climatizador bizona, la toma de 12 v, una entrada usb y la ruleta para seleccionar el tipo de terreno.

En la parte trasera tenemos un gran maletero de 438 litros con varios ganchos en los laterales para poder enganchar las bolsas de la compra, por ejemplo, y que no llegue todo fuera de su sitio, un doble fondo con mucha capacidad y todo ello con una gran boca de carga que nos facilita poder cargarlo. Si necesitáis espacio extra, con solo abatir los asientos traseros, veréis aumentados los litros hasta 1.251. En esta parte tenemos situado el subwoofer que es el colofón de su sistema de audio Premium Beats.

Este modelo de prueba cuenta con un motor diésel 2.0 turbo Multijet II 140 cv, es un motor de transmisión por correa, 4 válvulas por cilindro, DOHC (doble árbol de levas) y transmisión automática de 9 velocidades.

La conducción de este 4×4 depende de por el medio que vaya, pero diré que tienen todos algo en común es muy cómoda en cualquiera. En caminos tiene un gran agarre y estabilidad porque Jeep cuenta con la PTU, una innovadora unidad de transferencia de potencia, gracias a ella es capaz de pasar de 4×4 a 4×2 sin intervención del conductor y a cualquier velocidad. Lleva la fuerza del motor a las ruedas traseras y corrige cualquier posible derrape de las ruedas. Aquí diré que echo algo en falta mayor altura, así podríamos meterlo por caminos mucho más enrevesados. Y es que probándolo por terreno off-road, hemos llegado a quedarnos encallados debido a su altura y hemos necesitado de ayuda externa para salir, así que en este apartado, hemos echado de menos tanto un poco más de altura libre al suelo, como unas ruedas algo más orientadas a ese tipo de terrenos. En este apartado, le damos un punto negativo al Jeep Compass Limited.

En ciudad se mueve genial a pesar de su tamaño y su peso, de hecho, solo notarás que no vas en una berlina porque en los cruces tienes mejor visibilidad por la altura y porque en las rotondas no te hacen la pirula por dentro al llevar un coche imponente.

En carretera a pesar de no tener una aceleración brutal, como es normal en este tipo de coches, se defiende muy bien y tiene muy buena respuesta cuando hundes el pie en el pedal al salir de stop, cedas o similar. Una cosa que me gusta de este Compass es que tiene una frenada muy buena, cosa de agradecer cuando tienes que parar 2 toneladas de coche.

Mi experiencia personal, en líneas generales, ha sido buena, no me gustan los Suv, pero cuando son 4×4 de verdad la cosa cambia. Este es un coche multiusos, te vale para el día a día, meterte en atascos de la ciudad y hacer carretera. Pero cuando quieres relajarte, puedes perderte por los miles de caminos de tierra que hay y no hay cosa que mas me relaje que eso. Olvidarte del resto de los mortales en momentos puntuales no tiene precio, pero el coche que te ayude, haciéndolo realidad sí: 31.109 € con promoción en vigor hasta el 12 de setiembre de 2019.