Saltar al contenido

Prueba Citroën C4 Cactus Rip Curl

El Citroën C4 Cactus es un modelo de esos que dan que hablar, ello es debido a su estética, sobre todo a los airbump que lleva en las puertas, un detalle que no termina de convencer a todos los públicos.

En esta ocasión hemos estado probando el C4 Cactus Rip Curl, el cual entre otras cosas ofrece cinco colores:  Marrón Oliva, Negro Obsidien, Rojo Adén, Gris Aluminio y Blanco Perla Nacarado. Todos ellos con la posibilidad de combinarlos con dos tonalidades para los Airbumps.

Una estética que no deja indiferente a nadie.

Aunque es un coche que al principio se ve extraño, no tardas en acostumbrarte a él. Lo primero que llama la atención del C4 Cactus Rip Curl son sus Airbump, si algún lector no sabe lo que es, se trata de unas grandes protecciones de plástico que van situadas en las puertas y paragolpes, con las que se evita los típicos roces de aparcamiento o incluso al abrir la puerta en sitios justos. La estética de estas protecciones no es quizá la más acertada, pero sí que es todo un acierto en lo que a protección del vehículo se refiere para estas ocasiones.

Su paragolpes delantero es muy sencillo, sin ninguna línea extraña. Cuenta con un par de antiniebla en los extremos de la parte baja y entre ellos está situada una pequeña entrada de aire. Un poco más arriba de esta nos encontramos con otra entrada de aire la cual está acompañada por la matricula, y en los extremos de están situados los faros encargados de la intermitencia. Encima de estos nos encontramos la iluminación diurna en Led.

Aunque su estética es de tipo Suv, observándolo lateralmente destaca su altura y es que es menor que en la mayoría de Suv. Los pasos de rueda llevan unas molduras de plástico negro con el que se consigue un efecto que hace que las llantas parezcan más pequeñas de lo que realmente son. Un detalle que nunca me había fijado es que el Airbump de las puertas traseras no llega hasta el final de la misma, por lo cual en caso de abrir la puerta y darle un golpe al coche o columna que tengamos al lado, de poco sirve ya que el borde de la puerta no está protegido.

En la parte trasera lo primero en lo que me fije es en la boca de carga del maletero, la cual opino, está un poco alta, sobre todo a la hora de cargar objetos pesados que es cuando más lo notaremos.

Interior.

En esta parte lo primero que destaca son los acabados en naranja que encontramos en los cinturones o en el marco de los altavoces. Acomodados ya en su interior, sin duda lo siguiente que destaca es la pantalla que sustituye el convencional velocímetro. A la derecha de esta, en la parte central del salpicadero está situada otra pantalla de 7 pulgadas con la que se gestionan todos los apartados del vehículo, multimedia, GPS, ordenador de a bordo y la climatización. Justo debajo de esta se sitúan los comandos del Grip Control (que explicaremos más adelante en qué consisten). Y también la entrada USB para el sistema multimedia. La guantera es uno de los múltiples detalles que le otorgan personalidad.

En la parte trasera igual que en la delantera se viaja con mucha comodidad, en recorridos no muy largos incluso pueden ir acomodados 5 pasajeros.

El maletero tiene una capacidad de carga de 358 litros ampliables a 1170 si plegamos los asientos. Aunque no es un maletero que ofrezca una gran capacidad de carga, su forma sin apenas ninguna curvatura facilitan la carga sin hacerle perder mucho espacio.

Grip control.

Se trata de un sistema con el que podemos elegir 5 modos de conducción, según la situación.

Entre ellos se modifican varios parámetros del vehículo, tales como el control de estabilidad, el abs, el control de tracción, etc.

-Estándar: para conducir en condiciones normales

-Arena: Como su nombre indica, para circular por arena, disponible hasta 120 km/h.

– Todocamino: Indicado para situaciones en las que hay poco agarre como hierba húmeda o barro, disponible hasta 80 km/h.

-Nieve: Como su nombre indica, para circular por nieve, disponible hasta 50 km/h.

-Off: Desactiva completamente el ESP, disponible hasta 50 km/h.

Motor y comportamiento.

Nuestra versión de pruebas venia equipada con el motor gasolina PureTech 110 S&S, asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades. Se trata de un motor tricilindrico que desarrolla 110 cv y un par máximo de 205 Nm, todo ello gracias a un turbo.

La entrega de potencia es suave, gracias a ello apenas hay vibraciones en el volante. En ciudad se desenvolupa con mucha facilidad aunque donde más lo disfrutaremos es en carretera, donde gracias al tarado de suspensión las irregularidades del pavimento prácticamente no se notan en el interior del vehículo.

Gracias al Grip Control también es capaz de aventurarse fuera de la carretera, todo ello con un consumo mixto de 6 litros.

Conclusion.

Uno de los suv urbanos de los que más se ha hablado desde que salió al mercado. Tiene un muy buen comportamiento dinámico con el que un usuario normal puede disfrutar día a día de las características que le ofrece y sobretodo el diseño único que ofrece, el cual es un plus.