Saltar al contenido

Prueba Audi TTS Roadster

Audi-tts-roadster-exterior-completo

TTS: El juguete deportivo de Audi

Tras un parón nacional por el maldito virus, en adictos a la gasolina volvemos a la carga con un juguetito de Audi. No es el más potente de todos, pero solo le falta una letra para ello. Aún así ya lleva potencia de sobra. Unos muy muy majos 306 CV.

El Audi TT lleva en el mercado algo más de 20 años, esta es su tercera generación ¡y que generación!

Cuenta con un diseño agresivo, de los que intimida cuando lo ves por el retrovisor pidiendo paso, dispuesto a devorar curva tras curva.

Todo en el diseño de este coche está combinado al milímetro. En nuestra unidad apostaron por 3 colores: Blanco, rojo y negro.

La carrocería era blanca glaciar metalizada, a priori parece un color soso, de hecho, suele serlo. Pero al ir conjuntado con un alerón, una parrilla, unas entradas de aire, unos retrovisores y las partes inferiores de los paragolpes en negro de alto brillo y una capota a juego en negro, la cosa cambia. Si para rematar el conjunto tenemos unas llantazas Audi Sport de 5 brazos (255/30/20) con pinzas en rojo brillante. Tenemos un perfecto parte cuellos.

El interior es mas de lo mismo salvo por el blanco. Asientos deportivos eléctricos y calefactables de dos piezas en cuero color rojo expreso con las costuras clásicas de Audi en forma de rombo con la leyenda S grabada. Cuero alcántara negro en los paneles de puertas, palanca de cambios y volante, ambos salpicados con embellecedores en aluminio cepillado.

Llama la atención que no lleve pantalla central. Hoy en día hasta la mayor cascarria la lleva. Aunque para ser sinceros, no la he echado en falta, con el cockpit es más que suficiente. Todas las funciones se manejan desde los botones del volante y la ruleta (reconoce tu letra) que hay en el apoyabrazos. Como curiosidad decir que me ha encantado el manejo del climatizador, se hace directamente desde las ruletas de salida de aire, a veces menos es mas.

Su capota pesa solo 39 kg, a pesar de ello, tiene muy buen aislamiento. Dato curioso es que solo tarda 10 segundos en ponerse o quitarse y que se puede hacer a una velocidad de hasta 50 km/h. en velocidades superiores puedes usar el deflector de viento. El contra de llevar caporta es que su maletero solo tiene 280 litros.

Motor y comportamiento.

El Audi TTS viene equipado con un motor de 2 litros y cuatro cilindros. Con un potente turbocompresor que lo impulsa hasta los 306 Cv y 400 Nm de par. Unas cifras que sobre el papel no tienen mala pinta, pero que sobre el asfalto, mejoran mucho la expectativa que uno puede tener.

Obviamente 306 Cv no son moco de pavo, pero cuando te dedicas a esto y sin que suene engreído, digamos que te acostumbras a estas cifras y cuesta que un coche con esta potencia te sorprenda. Sin embargo, en esta ocasión Audi ha conseguido que la respuesta del Audi TTS Roadster sea sumamente explosiva. Al pisar el pedal del acelerador a fondo, sale disparado como si de un cohete se tratase, no quiero ni imaginarme como tiene que ir el modelo RS, bueno, si quiero…

Como buen deportivo de la marca germana, viene equipado con la tracción Quattro, con la que consigue un agarre fantástico, parece que el coche vaya sobre raíles. Si contamos con un motor potente y una tracción que se encarga de tenerlo pegado en el suelo en todo momento, ¿Qué más podemos pedir? Que la caja de cambios sea lo más rápida y efectiva posible, por ello contamos con una caja de cambios automática S Tronic, de 7 velocidades y doble embrague.

Todo este conjunto hace que conducir el TTS Roadster se convierta en un juego de niños, y digo de niños porque estarás sonriendo como un crío con su juguete favorito.

Conclusión.

Sabemos que los biplazas tienen un mercado menor que el resto de coches. La mayoría optan por coches con mas plazas para poder usarlos para todo. Pero creo que todo el mundo debería una vez en la vida tener un cacharro de estos. Son hiper divertidos, potentes y alegran la vista tanto como el oído. 

En la semana que lo hemos tenido lo hemos usado para todo, ir a trabajar, hacer la compra, salir de ruta… Hasta para el mas pequeño trayecto nos ha encantado tener tanta potencia mezclada con esa elegancia y saber hacer de Audi.

Es como los coches con los que jugaba de pequeño, pero a escala 1:1

Sin duda ha sido coche que nos encantaría volver a probar y que se hace un hueco en el top 10 de esta redacción.

La única pega, la de siempre en este tipo de coches, el precio. No es un vehículo apto para todos los bolsillos. Eso si, como dice el refrán, si quieres calidad, tienes que pagarla.

Galería Audi TTS Roadster 2020