Saltar al contenido

El Hyundai Nexo ha puesto a prueba su conducción autónoma

El Hyundai Nexo ha sido capaz de superar situaciones de conducción real en autopistas y tramos interurbanos.

El Hyundai Nexo es el único vehículo que actualmente  a parte de contar con un nivel 4 de conducción autónoma, funciona con hidrógeno. Este modelo viene cargado de tecnología para lograr el nivel 4, esta tecnología consta de radar delantero, cámara estéreo delantera, LiDAR trasero, radar trasero y lateral, cámara lateral y LiDAR delantero. Un completo pack que permite una conducción muy automatizada al detectar, analizar, clasificar y hacer un seguimiento sobre los objetos que se localizan en el entorno del vehículo.

Y es esta la tecnología que se ha puesto a prueba en condiciones de conducción real. Para ello se ha realizado un trayecto de larga distancia, entre Seúl y PyeongChang –sede de los Juegos Olímpicos de invierno-. Entre ambas ciudades hay una distancia de 196 km, que han sido recorridos en 2 horas y 27 minutos a una velocidad media de 90 km/h. La ruta incluya puntos interurbanos, cruces, intersecciones, autopistas, etc.

Una vez activada la función de conducción autónoma en carretera, el Hyundai NEXO ha sido capaz de incorporarse al carril correcto de la autopista, mantener una conducción constante a alta velocidad, adelantar a vehículos lentos y volver al carril correcto al finalizar la maniobra; o de reducir la velocidad según los límites establecidos para superar zonas de peajes electrónicos.

Mientras tanto, en zonas interurbanas con mayor grado de complicación, el Hyundai NEXO ha superado cada uno de los retos que se encontraba en el camino. Este modelo fue capaz de reconocer situaciones tan particulares como cruces, rotondas o intersecciones con semáforos, incluyendo la detección de peatones en pasos de cebra y el reconocimiento del resto de vehículos para frenar o girar en función del flujo de las vías. El NEXO respetó en todo momento las normas de circulación y finalizó el recorrido con total seguridad.