Saltar al contenido

Hamilton reina en el caos de Ferrari

Segundo gran premio de la temporada de Fórmula 1. Y como ya se sospechaba, todo lo que vimos en Australia poco parecido tenía que ver con la realidad. En unos entrenamientos libres 1 poco representativos por la temperatura en pista (recordemos que este GP se disputa en horario nocturno) Ferrari empezó a demostrar su dominio, con Mercedes y Red Bull un escalón más atrás. Zona media muy apretada y Williams como farolillo rojo.

En los libres 2 las cosas se empezaron a poner serias. Los equipos tenían un largo trabajo en esta hora y media, ya que de las 3 sesiones es la única que reproduce las condiciones de clasificación y carrera. Y Ferrari volvió a demostrar su dominio. Le endosó a Mercedes más de medio segundo, haciendo desaparecer todos los problemas de la primera carrera. McLaren y Haas demostraron que tenían coche para Q3 con mucha holgura. Y sobre Williams poco o nada que decir. Les espera otro año arrastrándose por los circuitos intentando no quedar 2 o 3 vueltas detrás del líder. Una pena para una escudería histórica.

Y en los últimos entrenamientos libres poco cambió. Dominio absoluto de Ferrari por tercer vez en el fin de semana. Las caras de preocupación en Mercedes eran visibles, puesto que después de dominar en Australia se veían a más de medio segundo de su rival directo. Aunque ya sabemos el juego psicológico que tiene Mercedes y que tan bien les ha ido a lo largo de esta era híbrida…

Leclerc, de récord

Llegamos a la clasificación, donde se esperaba un dominio absoluto de Ferrari. Y así fue.

En la primera sesión hubo pocas sorpresas. Ferrari ocupando las dos primeras posiciones seguidos de Mercedes. En la zona media una lucha muy apretada. La sorpresa negativa vino por parte de Renault, con un coche fuera a las primeras de cambio. Gasly, con el teórico tercer coche de la parrilla, pasó con muchos apuros. Y los McLaren pasaron sin ningún problema, permitiéndose el lujo de abortar vuelta y guardar un segundo juego de neumáticos para las siguientes rondas, cosa impensable hace unos meses. Vuelven a estar en la lucha, al menos por ahora.

Pasamos a la segunda sesión, en la que tampoco hubo muchas sorpresas. Ferrari a lo suyo en la cabeza de la tabla de tiempos, y tres de los cuatro motores Honda quedaron K.O, incluyendo a Gasly, al cual este coche le queda muy grande. El Renault de Ricciardo también cayó en esta ronda, bastante preocupante si tenemos en cuenta que el año pasado estaban considerados como el cuarto coche (con permiso de Haas). Estos últimos junto con McLaren, el Alfa Romeo de Kimi, los Ferrari, Mercedes y el Red Bull de Max Verstappen son los que se repartirían el pastel de las 10 primeras posiciones.

La última y decisiva sesión para coronar al poleman fue la que trajo una gran sorpresa y un nuevo récord para la escudería del ‘cavallino rampante’. Leclerc empezaba marcando un verdadero tiempazo, mientras Vettel no salía de su garaje y se jugaba todo a una carta. Sainz se colaba en la quinta posición con neumático usado, aunque luego cedería dos posiciones con el Red Bull y el Haas de Magnussen. Salieron los dos Mercedes y los dos Ferrari a darlo todo en el último intento y arañar unas décimas que les permitiesen subir en la clasificación. Pero nada, Charles Leclerc estaba imparable. De hecho, la pole era suya en el primer intento y fue capaz de mejorarlo en el segundo. Este chavalito de 21 años es una verdadera bestia. Sebastian Vettel quedó segundo a 3 décimas del monegasco, seguido por Lewis Hamilton y Valtteri Bottas. McLaren confirmó sus buenas sensaciones con un P7 y un P10, en lo que parece una clara evolución de la escudería de Woking.

Y un nuevo récord para la Fórmula 1 y para Ferrari: Charles Leclerc se convierte en el poleman más joven de la ‘scuderia’ y el segundo de la Fórmula 1, justo por debajo de su compañero de equipo… La guerra está servida.

Pero los puntos se reparten los domingos

57 vueltas. Todo lo que vimos el sábado poco tendría que ver con lo que vimos el domingo. Recordemos que con la normativa de este año es más fácil adelantar. Si a eso le sumamos que el circuito de Shakir este año contaba con 3 zonas de DRS, el baile de posiciones podría ser muy interesante.

Lo más importante de todo es la preparación: Unas pipas, una cervecita, volumen a tope y…

¡¡Y empieza la carrera!!. Leclerc hace una mala salida y pierde la primera posición con Vettel, que sale muy bien por la zona sucia. Por detrás Hamilton adelanta a Bottas y se coloca P3. Aunque la verdadera batalla está delante: El ‘principito’ no se rinde ante su mala salida y empieza a subir el ritmo. En cinco vueltas sobrepasa a Vettel y empieza su cabalgada de manera imparable.

En la lucha por las primeras posiciones Sainz y Verstappen tienen un toque en el que sale perjudicado el piloto español. Una lástima, ya que estaba cuajando una carrera espectacular en estas primeras vueltas. Paso por boxes a colocar nuevo morro y a la cola de la parrilla.

Y poco después empiezan los bailes de paradas y los ‘undercat’. Hamilton gana la batalla, pero poco después empiezan los problemas que llevan viviendo varios años: La extrema degradación de neumáticos. A las pocas vueltas, el inglés tiene las ruedas traseras en las lonas, algo que aprovecha Vettel para pasarle. Se sitúa P2, mientras Leclerc sigue dominando plácidamente.

Pasada la mitad de carrera empieza otro baile de paradas. Paran los líderes y Hamilton sale rueda a rueda con Sebastian. Dos vueltas después lo pasa. Y a Vettel le siguen persiguiendo sus fantasmas: Enésimo trompo del alemán con un buen plano en sus neumáticos. Y ese plano con sus respectivas vibraciones le costaría la pérdida del alerón delantero. Brutal.

En la cabeza todo seguía igual, por el momento. Hasta que nos ponen una conversación de radio que ningún ingeniero quiere escuchar: ‘Hay algo raro en el motor’. Jarro de agua helada para el líder y para Ferrari, que ven peligrar su victoria después del tremendo fin de semana que estaban haciendo. Poco tardó Mercedes en volver a liderar. Hamilton se coloca líder y Bottas se coloca segundo. Tremendo batacazo para el monegasco, que aún así fue considerado piloto del día por los aficionados, muy merecido.

A falta de cuatro vueltas para final vemos otra imagen sorprendente: Los dos Renault fuera por avería mecánica con dos curvas de diferencia. Safety Car y hasta el final, algo que Charles tuvo que agradecer, ya que con una vuelta más no habría conocido el podio. En estas últimas vueltas abandonó Carlos Sainz con problemas en la caja de cambios que le hacían perder un segundo por vuelta. Mala suerte para él en este inicio.

Como apunte personal debo decir que estoy muy de acuerdo con el Safety Car. He leído por las redes sociales que si beneficios a Ferrari etc… Por desgracia tuve la mala suerte de ver el accidente mortal de Jules Bianchi y es algo que NUNCA se debe volver a repetir. Si hay un mínimo riesgo para los pilotos, SC o VSC en su defecto. El que piense que es una conspiración poco o nada sabe de Fórmula 1.

Mercedes sigue en cabeza en la clasificación de conductores y Valtteri Bottas líder en la clasificación de pilotos. Dentro de quince días nos vemos en Shanghai. Tocará madrugar esta vez…

¡Saludos!