Saltar al contenido

Lista de fabricantes que no volverán a vender vehículos diésel

Algunas marcas de vehículos ya han hecho oficial que van a dejar de fabricar motores diésel.

 

El mundo del automóvil esta viviendo una serie de cambios enfocados en busca del vehículo de emisiones cero y ello va a suponer que el diésel sea de los primeros combustibles en desaparecer. Este proceso parece que se ha acelerado sobretodo desde que salió a la luz el famoso Dieselgate

Algunos fabricantes de vehículos ya han dado el primer paso y han eliminado los motores diésel en sus modelos, poco a poco se van sumando más marcas e incluso algún grupo automovilístico ya ha hecho oficial que van a dejar de utilizar este tipo de motores.

El primer grupo que ha tomado esta decisión ha sido FCA (Fiat-Chrysler Automobiles). Este grupo ya ha confirmado que en 2022 será cuando den el adiós definitivo a las motorizaciones diésel para sus vehículos.

Uno de los fabricantes que tomó esta decisión hace años es Lexus. Desde hace tiempo esta marca nos ofrece alternativas híbridas y en Toyota están siguiendo el mismo ejemplo, donde sus vehículos diésel han pasado a  un segundo plano.




Porsche ha sido otra de las marcas que ya ha comunicado que van a empezar el proceso de ir eliminando sus vehículos diésel para ofrecer alternativas gasolina e híbridas.

Smart hace poco cumplió 20 años y aunque en el pasado sí que vendió vehículos diésel, en la actualidad no ofrecen ninguna motorización con este combustible. Tienen previsto que también dejen de utilizar motores gasolina y pase a ser una marca únicamente de vehículos eléctricos.

Volvo es otra de las marcas de la lista y siempre se ha caracterizado por ir por delante de otras marcas, con lo cual, no es de extrañar de verla en esta lista. Su primer paso en este proceso ha sido el lanzamiento del Volvo S60 2019, con el cual no ofrecen ningún motor diésel. Además, todos sus modelos cuentan con una versión híbrida enchufable.

 

Sin lugar a dudas, estamos viviendo una época de transición en la que el resultado va ser la desaparición del motor de combustible y aunque a los más fanáticos como nosotros, eso nos duela, tenemos que ir haciéndonos la idea.