Saltar al contenido

¡Buenísimo! Engaña a la policía con un Toyota Supra hecho de nieve

Un aficionado a las esculturas de nieve ha sido capaz de engañar a la policía con una de sus esculturas.

Nuestro protagonista de hoy se llama Laprise Simon y es residente de Canadá. Simon siempre ha sido un gran aficionado a las esculturas de nieve y tras una gran nevada, decidió salir a la calle y hacer una escultura aprovechando la nieve que habían dejado amontonada las maquinas quitanieves de su ciudad.




Estuvo varías horas moldeando la escultura, para que tuviese la máxima similitud posible con el Toyota Supra que se fabricó entre 1986 y 1992. Y logró sacar una escultura tan idéntica que engaño a la policía de su ciudad.

toyota-supra-nieve-1-adictos-a-la-gasolina

Y te estarás preguntando; ¿cómo es posible? 

En los países en los que son habituales las nevadas, está prohibido aparcar en las zonas donde pasan las quitanieves con tal de facilitarles el trabajo. Y como es lógico, teniendo en cuenta las grandes nevadas que caen, es habitual que los coches queden enterrados bajo una gran cantidad de nieve. Así que Simon aprovechando que se encontró un limpiaparabrisas en la calle, esculpió su escultura y le puso el limpiaparabrisas para darle más realismo.

toyota-supra-nieve-2-adictos-a-la-gasolina
¡Buenísimo! Engaña a la policía con un Toyota Supra hecho de nieve

Fue tal el realismo que consiguió, que cuando llegó la policía, escribió una multa y fue a colocarla bajo el limpiaparabrisas. Entonces se dio cuenta de que no era un coche real, lejos de enfadarse o tomarse mal la broma, llamó a otra patrulla cercana para que viesen la escultura y dejó una nota en la que decía, “has alegrado nuestra noche”.