Saltar al contenido

Electrificación o combustión

Las innovaciones técnicas como la electrificación dan paso a nuevas posibilidades para la movilidad personal

Se abren nuevos horizontes con la electrificación y el encendido por microondas

El debate está más caliente que nunca. Las restricciones medioambientales dieron paso a decenas de modelos híbridos, híbridos enchufables y 100% eléctricos. Pero se abren nuevos horizontes para el futuro de ambas motorizaciones, y no solo por las innovaciones en materia de componentes y baterías, sino por el crecimiento de empresas que aprovechan la situación para agudizar su ingenio.

No es ninguna novedad que ya existen empresas que se dedican exclusivamente a la transformación, en este caso electrificación de viejos modelos de coches con motores de combustión. Es el caso de Zelectric Motors, empresa californiana que ya en 2006 electrificó un VW Beetle del año 63 y que trabaja bajo demanda del cliente, personalizando a medida cada transformación.

En España destacan dos empresas que han apostado por esta solución para la movilidad sostenible y que, igual que la californiana, realizan pedidos a medida del cliente: Elektrun Cars y eCoche. Afirman que pueden ahorrar alrededor de 1000 euros de combustible al año, además de poder circular con un vehículo cero emisiones.

Ambas se han topado con una barrera en nuestro país, y es el coste de las homologaciones. Una suma que engrosa la factura final del cliente y que podría hacérselo pensar dos veces a quien esté valorando la electrificación de su coche en el futuro. Si se pudiera maximizar el ahorro en este sentido, habría que homologar varias unidades del mismo modelo, algo que con el método de trabajo bajo demanda no es viable.

No obstante, a principios de 2020 Elektrun Cars dio con la solución: montar kits que puedan ser usados en muchos coches al homologarse directamente el kit. La empresa se encargaría únicamente del montaje, pero la homologación pasa a ser grupal.

¿Como lo ve mi bolsillo?

En materia económica, sabemos que los coches eléctricos son más caros que sus equivalentes de combustión. El precio de modelos compactos como la versión de 40 KWh del Nissan Leaf es de 34.620 euros, similar a la del nuevo Honda e que puede ser tuyo por 34.800 euros, el Mini Copper SE por 33.950 euros, el Volkswagen e-Golf en 35.755 euros o el Peugeot e-2008 (34.194 euros con financiación). Si tu presupuesto no te preocupa, puedes optar a modelos como el Audi e-tron (72.980 euros), el Jaguar i-Pace (80.570 euros), el Tesla Model S (88.800 euros) o el Porsche Taycan (108.337 euros).

Aunque para ser justos, Elektrun Cars y eCoche recomiendan la electrificación de vehículos pequeños, ligeros y con poca electrónica. Salvo lo último, nuestras referencias comparativas de vehículos eléctricos nuevos serían el Seat Mii eléctrico, el Volkswagen e-up! y el Skoda Citigo iV. Todos ellos rondan los 22.000 euros, sin restar los descuentos de la marca y las ayudas a la adquisición de un coche nuevo. El Citroën C-Zero lo podemos adquirir por un precio similar, el Smart Fortwo EQ por 24.450 euros y el Renault ZOE por 29.230 euros sin aplicar descuentos.

Nos podemos hacer una idea sobre el precio de un vehículo eléctrico recién salido del concesionario, pero ¿Cuánto me costaría la electrificación de mi viejo vehículo?

Basándonos en la electrificación realizada por Elektrun Cars sobre un Renault Twingo del 97, afirman que solo en materiales se irían unos 10.000 euros, sin contar la mano de obra que según afirman se necesitan dos técnicos durante cuatro o cinco días a jornada completa. Además, deberemos sumar la adquisición del coche, que en este caso fue de 500 euros. Haciendo cuentas rápidas y suponiendo una mano de obra de 30 euros/h, podríamos situar al Twingo de 1997 electrificado por alrededor de 12.500 euros.

Así que tenemos por un lado un Renault Twingo del 97 totalmente eléctrico por 12.500 euros aproximadamente y por otro lado, lo más parecido que sería un Renault ZOE a estrenar por 29.230 euros. Una diferencia de 16.730 euros… y de 23 años de antigüedad.

Para complicar más esta ecuación vamos a introducir al Twingo de 2020. El modelo 1.0 SCe 75 Intens, de 73 CV de potencia con un consumo de 4,3 l/100 km, con etiqueta medioambiental C y un precio oficial de 12.354 euros sin descuentos, que según la oferta podría rondar los 10.000 euros.

Mientras tanto, imagino al lector pensando que “los motores de combustión están condenados” o “no tardarán en prohibir todo lo que no sea eléctrico”.

Si te sientes identificado, te diré que puede haber luz al final del túnel. Y es que (algo que ya lleva tiempo cocinándose) se está trabajando en un sistema de encendido por microondas, que mejoraría sustancialmente la calidad de la explosión dentro del cilindro y permitiría –ojo a la cifra– reducir las emisiones en hasta un 80%.

La salvación para los motores de combustión

Pues sí, desde 2018 sabemos que la empresa MWI Micro Wave Ignition que además cuenta con el respaldo del ex-CEO de Porsche, Wendelin Wiedeking, está buscando clientes para implantar esta nueva tecnología. El sistema funciona de manera que un pulso de microondas consigue una quema del combustible más eficiente a una menor temperatura. Con ello se habla de importantes mejoras tanto en motores gasolina como diésel, con una reducción del consumo en un 30% y de las emisiones en un 80%.

Además tiene un coste de implantación bastante bajo ya que MWI asegura que la tecnología es perfectamente compatible con los motores que están actualmente en fabricación, lo que supondría una verdadera revolución en la industria.

Será cuando los primeros modelos con esta tecnología comiencen a circular cuando las entidades medioambientales estudien si un motor que emite solo un 20% de gases nocivos será suficiente para permitirles circular sin peligro para nuestra salud. Por lo tanto, no deberíamos sentenciar prematuramente los motores de combustión que gracias a esta tremenda innovación, podrían seguir en nuestras carreteras por muchos años.

Podemos concluir que empresas como Elektrun Cars o eCoche nos ofrecen la posibilidad de darle una nueva vida a nuestro viejo coche, libre de emisiones contaminantes y con un ahorro potencial de combustible de 1000 euros al año a través de su electrificación. Como ejemplo nos hemos basado en los datos que ofrecieron sobre su Renault Twingo del año 1997, y que hemos calculado una electrificación por entorno a los 12.500 euros. Para valorarlo, lo hemos comparado con su modelo eléctrico nuevo más similar de Renault, el ZOE. Se puede adquirir por 29.230 euros sin descuentos. Y eso no es todo, también hemos enfrentado al Renault Twingo de 2020 que en su gama de acceso nos costaría 12.354 euros sin descuentos.

El debate está servido y solo nos queda ver cómo evoluciona la industria y las decisiones gubernamentales en este sentido, para determinar nuestra mejor decisión de cara a la movilidad personal. Y no nos engañemos, esto ya está pasando como pudimos ver hace unos días en nuestro grupo de Facebook, en el que pudimos ver la electrificación de un Renault 12.