Saltar al contenido

Cupra, más que una marca de coches

El CUPRA Ateca, primer modelo de la marca en el mercado, llegará a finales de año por 44.790 euros.

CUPRA, que siempre ha sido la máxima expresión de deportividad de SEAT es, desde su presentación mundial el pasado 22 de febrero de 2018, una nueva marca para cautivar a los entusiastas del mundo del automóvil y a su vez, a todos aquellos que buscan una marca con personalidad propia, que abandera un estilo de vida basado en la originalidad, sofisticación, pasión y deportividad.

Para lograrlo, CUPRA se constituye sobre una plataforma a través de la cual lanzar diferentes propuestas innovadoras, tanto en términos de producto como de experiencias para sus clientes; la experiencia de pertenecer al universo CUPRA.

Un universo excepcional que se erige sobre un concepto contemporáneo, una marca que busca ofrecer a sus clientes algo más que coches prestacionales. Dirigida a personas que buscan coches deportivos y personales para seguir su propio camino; que buscan la diferenciación, la individualización y la sofisticación. CUPRA aspira a ocupar una posición que por ahora no cubren otras marcas en el mercado: entre las generalistas y las marcas premium o de lujo.

“CUPRA es una gran oportunidad para nuestros clientes, para nuestros dealers y paraSEAT. Con CUPRA estamos haciendo una declaración de amor a nuestra industria y a losapasionados de la misma. CUPRA es una marca especial para personas especiales”, comenta Luca de Meo, presidente de SEAT.

El mundo CUPRA está formado por cuatro pilares:

Garaje

CUPRA desarrollará modelos de altas prestaciones conjuntamente con SEAT, con el firme propósito de crecer de forma independiente. Tiene como objetivo ofrecer modelos acordes a sus valores y atractivos para su consolidación como marca independiente.

Racing

La competición forma parte del ADN de CUPRA. La nueva marca deportiva nace a partir de la experiencia del equipo SEAT Sport, liderado por Jaime Puig, quien seguirá marcando los pasos a seguir en la competición y las carreras en las que tantos éxitos se han cosechado, ahora, bajo la nueva denominación CUPRA Racing. Su misión es redefinir la división racing, lo que es y lo que la nueva marca quiere que sea.

Distribución

CUPRA utiliza la red de concesionarios de SEAT; sin embargo, para hacerlo aún más exclusivo, se han seleccionado un total de 277 concesiones de todo el mundo –29 en España–, que tendrán de forma exclusiva su espacio CUPRA personalizado. Así, el cliente tendrá a su disposición todos los productos CUPRA, merchandising, e información acerca de las experiencias y actividades excepcionales para los clientes de la nueva marca deportiva.

Experiencias y lifestyle

La marca se dirige a aquellas personas con un estilo de vida deportivo, sofisticado y funcional. Para que una marca automovilística pueda aportar a sus clientes esta excepcional distinción, CUPRA colabora con otras compañías de diferentes ámbitos, con las que desarrolla nuevas líneas de accesorios, complementos e incluso bicicletas, entre otros proyectos, para llegar a nuevos clientes y complementar los valores CUPRA. Todo pensado para impulsar la mejor experiencia para el cliente. Además, los clientes CUPRA reciben un brazalete personalizado, símbolo de la pertenencia al club, en el que se ofrecen experiencias únicas que van más allá de los test drive tradicionales.

El debut de una nueva expresión

CUPRA mostró su ADN a la prensa especializada el 22 de febrero de este año, y a todo el público en la pasada edición del Salón de Ginebra, demostrando que ha nacido para redefinir la categoría de coche deportivo. Primero dejó ver su logotipo, dos ‘ces’ entrecruzadas que tratan de transmitir los valores de CUPRA: sofisticación, originalidad y alto rendimiento. Una de las ‘ces’ se inspira en la actitud de las civilizaciones tribales, mientras que la otra representa estilo, deportividad y la belleza de la simetría.

Los dos primeros modelos mostrados al público son el CUPRA Ateca y el e-Racer, un modelo de calle y uno de competición, respectivamente. Ambos comparten la filosofía que la nueva marca quiere imprimir en sus creaciones.

Por un lado el Ateca, un SUV compacto de gran éxito comercial gracias a su excepcional diseño, comportamiento y versatilidad, que ha sido el elegido por CUPRA para iniciar su gama de modelos, dotándole de un diseño exclusivo, un motor de 300 CV de potencia, caja de cambios DSG-7, tracción integral 4Drive, y un chasis mejorado que hacen del SUV compacto más ligero y dinámico del mercado, un producto único de altas prestaciones y sofisticado, a un precio sin rival: por 44.790 € en el mercado español.

Por el otro, CUPRA presentó su primer modelo de competición, el CUPRA TCR, que ya está cosechando grandes éxitos en los campeonatos TCR continentales, europeos y regionales (CER, en España), el Campeonato Mundial de Turismos (WTCR), y otras copas como el ETCC y las pruebas de resistencia. Asimismo, en la pasada edición del Salón de Ginebra se dio a conocer su proyecto más ambicioso: el CUPRA e-Racer, el primer turismo de competición 100 % eléctrico del mundo, que participará en las futuras Series e-TCR de turismos eléctricos. Este impresionante vehículo de competición ofrece una potencia de 300 kw (408 CV), y alcanza un techo de potencia de hasta 500 kw (680 CV).