Saltar al contenido

¿Te imaginas un coche de juguete para niños, con motor Honda?

Un juguete para niños convertido en un autentico juguete para mayores.

 

Imagínate el típico coche de batería de juguete que le comprarías a tu hijo/a para que vaya por casa, pues ahora imaginatelo con un motor Honda CRF 230. Pues así es cacharro del vídeo que os traemos hoy.

El proceso de fabricación fue bastante sencillo. El primer paso fue encontrar un chasis de kart, el cual se corto para encajase en el Mustang de juguete. Seguidamente, se soldaron los soportes del motor a la parte delantera con la intención de mejorar la distribución de pesos, ya que el piloto va en la parte trasera y para finalizar, se le instalo el motor Honda, que desarrolla 240 cm3.

Os dejamos con el vídeo para que os podáis hacer una idea de lo que disfruta su propietario.