Saltar al contenido

Pagaron 100 dólares por un coche en un trastero y lo vendieron por 1 millón

Una pareja compro por 100 dólares un trastero que escondía un coche que posteriormente vendieron por un millón.

Nos tenemos que remontar a 1989 cuando una pareja de Long Island (Nueva York) se hizo con un trastero por 100 dólares, en el interior de ese trastero había un coche abandonado. El coche estaba enterrado debajo de unas lonas viejas y allí había estado abandonado durante más de una década.

Lo curioso es que no se trataba de un coche normal y corriente, sino que se trataba del mismísimo Lotus Esprit de 1976 que fue utilizado en 1977 en la exitosa película de James Bond, ‘La espía que me amó’. Pero sus nuevos propietarios no eran conscientes de ello y mucho menos que en el rodaje de la película se utilizaron ocho ejemplares del Esprit, pero que ellos poseían el que se utilizó para las escenas subacuáticas, una de las escenas más espectaculares de la película y más recordadas.

Después de inspeccionar el trastero, cargaron el Lotus en el camión y camino a casa empezaron a ser contactados por radio por otros camioneros, que le hicieron varios comentarios sobre el coche que llevaba, enterándose así de que estaba llevando el famoso coche de la película. Incrédulos, se dirigieron a alquilar la película y se dieron cuenta que efectivamente, ahora poseían ese coche.

El vehículo fue certificado por un antiguo miembro de la armada que fue el original fabricante. En 2013 fue cuando Elon Musk lo adquirió por 997.000 dólares. El mismo Musk a reconocido que le sirvió de inspiración para la Cybertruck, aparte de las referencias de ‘cyberpunk’.