Saltar al contenido

Las autopistas españolas empiezan a prepararse para los vehículos sin conductor

Se acondicionaran las autopistas para la convivencia entre automóviles autónomos y aquellos con conductor.

Los vehículos autónomos prácticamente ya son una realidad a la vuelta de la esquina, pero para ello las carreteras deben prepararse para acoger estos vehículos.

Las empresas encargadas de la gestión de las autopistas han detectado ciertos retos para asegurar la coexistencia de los vehículos autónomos y los vehículos con conductor. Es por ello que se ha puesto en marcha el proyecto INFRAMIX (Road Infraestructure ready for mixed vehicle traffic flows: Infraestructura de carreteras preparada para flujos mixtos de tráfico de vehículos).  Su objetivo es preparar la red vial para facilitar la coexistencia de vehículos convencionales y automatizados.

Esta iniciativa quiere diseñar, actualizar, adaptar y probar elementos físicos y digitales de las autopistas para automóviles sin conductor, garantizando que los conductores tengan la información adecuada para circular sin problemas junto a los vehículos autónomos.

El primer punto donde se pondrá en funcionamiento esta iniciativa será en la Ronda Girona de la AP7, un tramo de 20 kilómetros en el que se instalarán los equipos nuevos y se podrán probar en un entorno seguro.